Autores: J. Santos Nalda, Pablo Nalda y Natalia Nalda. Editorial Alas (340 pág.)

En este libro los autores ofrecen sus reflexiones acerca del hecho de “impedir herir sin herir” y aportan nuevas formas de aplicar las técnicas de Aikido ante agresiones de moderada peligrosidad, buscando la coherencia entre la filosofía Aiki y las formas de ponerla en práctica, estableciendo a tal fin un método de progresión al que han dado el nombre de AIKI-CONTROL.
Sin duda serán muchos los practicantes de cualquier arte marcial, así como todas aquellas personas cuya profesión es el mantenimiento del orden en la calle y otros ámbitos, los que puedan sentirse interesados por esta nueva forma de saber protegerse sin causar daño al agresor o resolver un conflicto sin recurrir a la violencia.